Quienes trabajamos en la carpintería metálica en Motril sabemos lo interesante que es el aluminio a la hora de elegir ventanas, puertas o cerramientos, ya que su utilización asegura calidades y acabados perfectos para todo tipo de requerimientos. Hoy, queremos contaros sus bondades.

Una primera ventaja muy a tener en cuenta consiste en que el aluminio resiste a la perfección las más variadas condiciones climatológicas, puesto que soporta tanto la lluvia y la humedad como el sol y las altas temperaturas, además de que protege de la radiación solar. Proporciona un gran aislamiento del frío, del calor y del ruido exterior. La carpintería metálica en Motril se ajusta perfectamente a la peculiaridad de la región.

Por otra parte, necesita un mínimo mantenimiento, ya que es resistente y duradero, lo cual lo hace muy aconsejable para cerramientos de difícil acceso o para escaparates y ventanas que apenas se ensuciarán, pues no atrae la suciedad, ni se degradarán. A esto se une que la técnica de pintura utilizada impide la corrosión y garantiza su adherencia, además de permitir gran variedad de colores y acabados, incluida la imitación madera.

El aluminio se ajusta con facilidad a cualquier tipo de necesidad de la construcción, ofreciendo soluciones armoniosas y seguras, y se adapta a distintos espesores de vidrio.

Una ventaja muy notable reside en que el aluminio no es un material inflamable, lo cual redunda en la seguridad de la vivienda. Y, además es un producto ecológico, reciclable, no tóxico, que respeta el entorno, y requiere poca energía para su fabricación.

Tampoco podemos olvidar que resulta una solución muy económica.  Existen diferentes calidades en el mercado que se ajustan a las necesidades y requerimientos de cada usuario.

En Multiservicios Campoy tenemos las mejores y más económicas propuestas con garantía profesional, si tienes alguna duda sobre el aluminio, estaremos encantados de atenderte.